Un “hide” es un elemento construido, grande o pequeño, destinado a la observación de la fauna de forma cercana. Las bases generales para el diseño y la construcción de estos elementos se pueden encontrar desde los 90, y hoy en día estas bases no han cambiado en exceso.

Shanks, B. (1998), expone que, el principio del uso de los hides (escondites) se remonta a la antigüedad, el éxito del cazador es en gran parte proporcional a su capacidad de ver y no ser visto. Hoy en día, los observadores de aves, naturalistas de campo y fotógrafos han tomado el lugar del cazador en nuestra sociedad moderna. Los observadores harán todo lo posible para ser discretos y no molestar a las aves, no usar ropa de colores brillantes, moverse en silencio, mantener la voz baja y evitar los flashes de las cámaras, etc. Sin embargo, estas estrategias no siempre son suficiente y una manera de acercarse al objetivo del naturalista es hacer uso de un “hide” o escondite.

Hoy, el principal uso del hide es el de proporcionar una instalación donde el público en general se anime a ver la naturaleza desde un espacio que no perturbe a los animales, acercándose a su objetivo más de lo que de otra forma seria posible, donde el observador pueda ver y no ser visto. Como propósitos añadidos, está la fotografía y proporcionar algún grado de protección contra las inclemencias del tiempo. Además, los hides son a veces esenciales cuando se está realizando un estudio ornitológico serio, particularmente en la época de cría, cuando las aves parentales no deben asustarse pues podrían abandonar el nido.

Son en definitiva, actuaciones en el paisaje destinadas a enmarcar una escena, un plano en constante cambio donde los actores son los seres vivos que lo habitan y que nos permite disfrutar del paisaje de una forma diferente.

Hide por BIOTIPE

En un momento de auge del turismo ornitológico como el actual, y respondiendo a la necesidad de infraestructuras para el mismo los arquitectos y paisajistas deben trabajar en proporcionar las mejores instalaciones para la conservación y divulgación del medio y riqueza natural.

Tormod Amundsen, arquitecto y CEO del estudio de arquitectura BIOTIPE, escribia en su blog [1]:

Hemos visto muchos ejemplos de empresas de arquitectura tratando de hacer bird hides, y después de estudiar este nicho, también hemos visto qué errores siempre se repiten. Como con el nicho del arte ornitológico, se hace obvio cuando es un artista no-birding que dibuja un pájaro contra cuando un artista dedicado a dibujar aves dibuja un pájaro. Un artista de aves está enterado y atento de los detalles de la pluma y de la topografía del pájaro en una manera que un artista no birding nunca puede igualar. La falta de dedicación y el interés en la arquitectura de observación de aves, a menudo nos deja con aspecto arquitectónico sobre la función.

A mí me parece que la escena de la arquitectura tiene un enfoque muy generalista. El Arquitecto está entrenado para conocer mucho, pero especializarse en un nicho no es parte de la educación. Muchos arquitectos se quejan de que el papel del arquitecto es cada vez menos importante, y que otros negocios, como la industria de la construcción, dictan los estándares.

Tal vez la escena de la arquitectura se beneficiaría de dejar los ideales del “arquitecto”, con pomposos proyectos de construcción con el objetivo de deslumbrar a su público. Tal vez es hora de ir hacia una arquitectura de nicho y especializarse más. Hay tantos campos en los que uno puede especializarse como arquitecto. El arquitecto birder es sólo uno de los muchos nichos posibles. Cualquiera que sea el nicho de elección exige la dedicación, el enfoque y el conocimiento detallado del tema. Tal vez también incluye la idea de que la arquitectura en sí no es el objetivo final.

Sin embargo, la gran mayoría de los Hides para aves no son diseños de arquitecto. Parecen ser más o menos copiar y pegar versiones de pieles anteriores, que se originan en el cobertizo del jardín, pero con ranuras de visualización. Apreciamos la necesidad de hides de presupuesto y diseño racional, y no estamos en una misión contra los hides de caja. A menudo son la solución adecuada. También ha ido mucho trabajo en afinar la caja oculta las especificaciones técnicas. Hay una serie de ejemplos de la torre de aves de arquitecto, donde es evidente que el arquitecto no ha entendido la tarea.[2]

Torre de observación GMP Architekten

[1] Biotipe. Tormod, Amundsen. 02/2015 Site: <http://www.biotope.no/2015/02/birding-architecture-bird-hides-nature.html#more>

[2] Biotipe. Tormod, Amundsen. 01/2015 Site: <http://www.biotope.no/2015/01/arkitekter-med-luft-under-vingene.html#more>

Escrito por:Alejandro Ortega

Arquitecto y fundador de AODpaisajes Máster en Arquitectura 2019 por Universidad Politécnica de Valencia